Foro El Gasolero

El foro del hincha del Club Atlético Temperley.
 
ÍndiceÍndice  El GasoleroEl Gasolero  FAQFAQ  ConectarseConectarse  RegistrarseRegistrarse  
Bienvenido a El Gasolero!!! El foro del hincha del Club Atlético Temperley. Para participar registrate en el foro y unite a la comunidad del mas popular del Sur.
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Tu Panel de Control
TU PERFIL
Información
Preferencias
Firma
Avatar
RED SOCIAL
Lista de amigos e ignorados
Miembros del foro
Grupos de usuarios
MENSAJES PRIVADOS
Mensajes recibidos
Mensajes enviados
TEMAS SUPERVISADOS
Suscripciones
Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el 5/9/2013, 11:24 pm.

Comparte | .
 

 GLOSARIO NBA: EARVIN “MAGIC” JOHNSON

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 55
Ubicación : Temperley
Edad : 106

Mensaje(#) Tema: GLOSARIO NBA: EARVIN “MAGIC” JOHNSON 5/9/2013, 10:55 am

Ayer cumplió 54 años el mejor base de la historia, un hombre de un talento inexplicable, de una visión de juego pocas veces vista en un parqué, Un ganador con todas las letras. Su adolescencia, la final con Bird en la universidad, los caprichos, los logros y las grandes actuaciones de este auténtico fenómeno de la naranja, en una entrega más de los Glosarios de la NBA.



“It´s a kind of magic” reza la canción de grupo británico Queen. “One dream one soul, one prize/One goal, one golden glance of what should be (Un sueño, un alma, un premio/ una meta, una Mirada de oro de lo que debe ser) en la misma composición del grupo encabezado por Freddie Mercury, quizás el primer gran famoso que sucumbió al SIDA el 24 de noviembre de 1991, sólo unos días después de que un tal Earvin “Magic” Johnson Jr. anunciará su retiro por ser portador de VIH. Aquel talento joven nacido en Lansing, Michigan el 15 de agosto de 1959 que soñó elevar su alma y cuerpo hacia el Olimpo del básquet, que se propuso metas y tuvo los mayores premios que cualquier deportista profesional puede tener. Ese que tuvo una “mirada de oro de lo que debe ser” desde que se levantaba todos los días a las 7:30 de la mañana para driblear de ida al mercado con la mano derecha, y a la vuelta con la izquierda soñando con despuntar en la NBA, anunciaba al mundo que era portador de la enfermedad de “homosexuales y drogadictos”, como se la conocía por aquellos días.

Antes de ese momento culmine de la vida del base más talentoso que alguna vez pisó una cancha de básquetbol, hubo una vida de logros, de rivalidades, de caprichos. Hijo de un padre obrero de una planta de General Motors, y de una madre portera de escuela, Earvin vivió durante toda su infancia en Michigan junto a sus 9 hermanos. “Junior” o “June Bug” según sus vecinos, empezó a despuntar en la Everett High School, una de las primeras escuelas que tuvo que acatar la reciente disposición de terminar con los establecimientos educativos segregados. “El primer día en Everett comprendí que había un problema racial. Ningún negro se juntaba con ningún blanco, ni ningún blanco lo hacía con alguien de raza negra” dijo Johnson años más tarde sobre su experiencia en la secundaria. Claro, todos los problemas quedaban a un costado cuando Earvin ponía un pie en el parqué. En un partido en el que anotó 36 puntos, tomó 16 rebotes y repartió 16 asistencias con sólo 15 años, un periodista local de nombre Fred Stabley Jr acuñó el apodo de “Magic” para describir tamaña exhibición. A su madre, una devota católica, no le gustó el sobrenombre porque lo consideraba una blasfemia. En Everett ganó 2 títulos estatales.

A pesar de la innumerable cantidad de ofertas universitarias, Earvin quiso quedarse cerca de su familia y aceptó el desafío de Michigan State. En su primer año consiguió junto a Jay Vincent (otrora jugador de los Dallas Mavericks) encarrilar un equipo que venía con récord negativo en los últimos años. Magic no pudo llevar el equipo al campeonato, pero colocó en sus vitrinas el premio al novato del año. Al año siguiente en la temporada 1978-1979, los “Espartanos de Michigan” comenzaron titubeando pero después de una gran victoria ante la poderosa Ohio State, el conjunto de East Lansing acumuló 10 victorias seguidas, y arrasó en las etapas definitorias de la NCAA, para llegar a la final nacional contra el invicto Indiana State del rival de toda su vida: nada más ni nada menos que Larry Bird.



Desde un principio fueron la dicotomía perfecta: el callado campesino rubio de la tranquila Indiana, frente al histriónico negro de la sonrisa permanente de la ciudad de Michigan. En la final más vista de la historia del básquet universitario con más de 35 millones de espectadores, Michigan se impuso a Indiana por 75-64 con 24 puntos y 8 rebotes del base. Fue el primero de los innumerables choques decisivos entre ambos.

El 25 de junio de 1979, Los Angeles Lakers y Magic Johnson se encontraron por primera vez cuando los californianos lo eligieron como el número uno del Draft. La selección había llegado a LA tres años antes desde los New Orleans Jazz, que habían enviado esa ronda a cambio de firmar a Gail Goodrich, antiguo compañero de Jerry West y Elgin Baylor en los Lakers. El base de 2,06 metros de altura llegó en una etapa de reconstrucción, con la compra de la franquicia por parte de Jerry Buss, el nuevo entrenador Jack McKinney, y la llegada de muchos jugadores nuevos. En su primera temporada revolucionó Los Angeles junto a su compañero de toda la vida, el máximo anotador de todos los tiempos, Kareem Abdul Jabbar. Consiguió el primer puesto del Oeste con una marca de 60-22, pero el premio al novato del año quedó para Larry Bird, el archirrival de los Boston Celtics, que tuvieron el mejor récord con 61-21. Los 18 puntos, 7.7 rebotes y 7.3 asistencias por noche no alcanzaron para llevarse el premio.

Sin embargo en los Playoffs Boston sucumbió en las Finales de Conferencia Este ante los poderosos Philadelphia Sixers de Julius Erving por 4-1, mientras que Los Angeles asestó sendos 4-1 a Phoenix Suns primero, y a los Seattle Supersonics después. En las Finales de la NBA, Magic tuvo un rendimiento superlativo acompañando a un titánico Kareem que clavó 40 puntos en el juego 5 de una serie empatada en 2 triunfos por lado. Ese esfuerzo le costó un esguince de tobillo que lo dejó relegado del sexto juego a disputarse en Philadelphia. Cuando todos los aficionados de Los Angeles hacían cuentas sobre el estado del tobillo del pívot para el séptimo partido, Johnson se mandó un partido monstruoso con 42 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 3 robos, jugando gran parte del encuentro como pívot, aunque durante sus 47 minutos en cancha actuó en todas las posiciones. Con semejante performance del MVP de esas finales, Los Angeles se alzó con el campeonato tras la victoria 123-107.

Tras una temporada 1980-1981 en la que sufrió una grave lesión de la rodilla que lo marginó por gran parte de la temporada, y del título conseguido por Bird y sus Boston Celtics, Johnson se preparó de la mejor manera para luchar nuevamente por el anillo. Para ello el dueño de la franquicia Jerry Buss, le ofreció un contrato de 25 millones de dólares por 25 años que causó un gran impacto mediático nacional, por lo abultado de la cifra para la época, ya que sólo Julius Erving y Abdul Jabbar superaban el millón de dólares anual en sueldo. En lo que fue calificada por David Falk (agente de Michael Jordan durante toda su carrera) como una “magistral movida financiera de Buss”, el oriundo de Michigan se condenó a estar subvalorado económicamente durante toda su carrera. El dueño de los Lakers previó que los sueldos de los deportistas se dispararían en breve, y ató a su máxima figura por una suma exigua para su rendimiento. Pocos años más tarde de la rúbrica de ese acuerdo, Patrick Ewing en New York ganaba en sus primeros años 3 millones de dólares anuales más que el 32 de Los Angeles.



Durante la 1981-1982, tras un partido ante los Jazz, Magic, descontento con su rol en el equipo, explotó en los micrófonos y manifestó que deseaba ser traspasado. Jerry Buss respondió a la petición del base con el despido del entrenador Paul Westhead. Johnson tuvo que sufrir el hostigamiento de toda la NBA, incluido su propio público, que no le perdonaba el capricho de provocar el despido de un técnico campeón. Pat Riley, asistente de Westhead, se hizo cargo del equipo y desplegó definitivamente las alas del “Showtime”. El 32 respondió a las críticas con un nuevo campeonato tras vencer nuevamente a Philadelphia en seis juegos y llevándose una vez más el MVP de las Finales.

En la 1982-1983 Johnson estuvo a gran nivel, liderando la tabla de asistencias con 10.5 por noche, y empujando a los Lakers hacia una nueva final de la NBA, pero las lesiones de James Worthy y Bob McAdoo le restaron chances. Finalmente fueron barridos por los Philadelphia Sixers. Al año siguiente, el base nuevamente lideró el rubro de pases-gol con 13.1 por juego y tras eliminar a Kansas City, Dallas y Phoenix en Playoffs, llegó a la primera final profesional frente a su némesis, el gran Larry Bird. A pesar de haberse perdido sólo una final desde su llegada a la NBA, Magic fue muy criticado por su bajo rendimiento en momentos claves de los juegos 2, 4 y 7 de la serie, que le permitieron a los Boston Celtics ganar el anillo. La maldición céltica era una espina que ni el talentoso Earvin podía sacar. Hasta aquel día, en ocho finales disputadas entre Celtics y Lakers, la alegría siempre había sido para los de Massachussetts.

En la siguiente 1984-1985 volvieron a enfrentarse en la definición los dos equipos más grandes de la NBA. Después de un fulmine 148-101 para Boston en el primer juego, todo hacía presagiar una nueva derrota para Los Angeles. Pero con una camiseta verde entre ceja y ceja, Magic y todo su equipo desplegaron un juego efectivo y vistoso a la vez, para llevarse la gloria en seis partidos. Después de unos playoffs en los que Los Angeles fue eliminado por los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon en las Finales de Conferencia, para la temporada siguiente el 32 volvió a poner a los californianos en la final. En la 1986-1987 Magic se llevó su primer MVP de la temporada regular, después de liderar al equipo en puntos (23.9, máximo promedio de su carrera) y asistencias (12.2, líder de la liga), además de demostrar que podía llevar las riendas sin Kareem, ausente casi todo el año por una lesión ocular. En la instancia definitiva volvió a encontrarse con Boston y con Larry Bird. Un gancho de Magic made in Abdul Jabbar sobre Kevin McHale y Robert Parish en el último segundo del juego 4 para la victoria 107-106 como visitante, puso el enfrentamiento 3-1 para los californianos, y provocó que Los Angeles pudiera liquidar la serie en casa en el sexto partido. Esa fue la última final de la más grande rivalidad de todos los tiempos. El saldo fue positivo para el nacido en Michigan, quien sólo perdió una final ante su némesis y gran amigo Larry.



Con los Celtics ya en la curva descendente, los Detroit Pistons, más conocidos como los “Bad Boys” por el juego muy físico al borde del reglamento, emergieron como los rivales de Magic y cía. Luego de vencer en siete partidos a los Utah Jazz de John Stockton y Karl Malone, y a Dallas también en un séptimo partido, el equipo encabezado por Isiah Thomas (amigo personal de Johnson) llevó hasta un 3-3 con una memorable actuación de Thomas en el sexto juego. Pero Michael Cooper se destapó en el choque definitorio con 36 puntos, 16 rebotes, 10 asistencias (MVP de las Finales), y otro anillo más para Magic. Fue el primer equipo en lograr títulos consecutivos desde los Celtics de los 60. El año siguiente puso a ambos equipos de vuelta cara a cara, pero una lesión ligamentaria del 32 provocó la barrida en las finales. En esa temporada, la de 1988-1989, Magic logró su segundo MVP al promediar 22.5 puntos, 7.9 rebotes y 12.8 asistencias

Con el retiro de Kareem y tras un año de transición para el equipo, pero en el que Johnson logró su tercer MVP de la temporada regular (y así empatar a Bird en ese rubro), en la temporada 1990-1991, apareció un nuevo sheriff en el pueblo. Chicago Bulls con su mega-estrella Michael Jordan, llegó hasta las Finales para enfrentar a los vestigios del Showtime de Los Angeles, comandados una vez más por Magic, acompañado por Vlade Divac y Worthy, entre otros. Un triple doble (19 tantos, 10 tableros y 11 pases-gol) del base en el primer partido, llevaron al 93-91 victorioso para Los Angeles. Pero un imparable MJ escoltado por un fenómeno como Scottie Pippen, dejaron sin chances a los californianos. Sería la última vez que Earvin disputara una final. En sus 12 años como profesional disputó 9 de las 12 finales que se disputaron (ganó 5, perdió 4).



Cuando Jerry Buss estaba por dar el brazo a torcer y compensar a su estrella pagada por debajo de su rendimiento, surgió lo peor. En los exámenes de rutina previos a la firma de su gran contrato se descubrió que Magic era portador del VIH. Aconsejado por los médicos dejó la práctica activa del deporte. “Si hubiera sabido lo que sé hoy, no me habría retirado. Pero no lo sabía. Nadie lo sabía. Así que sólo me quedaba enfrentar lo ocurrido”. Aunque estaba retirado, la gente lo votó en masa para que participara de duodécimo All-Star de su carrera y pese a la negativa de algunos jugadores de enfrentar a una persona que, ellos pensaban, podría contagiarle una enfermedad mortal, Johnson jugó en gran nivel, y se llevó el MVP de aquel juego de las estrellas. Como broche para su carrera (y la de su amigo Larry Bird), integró el mejor equipo de la historia, el Dream Team que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Nueve veces integró el equipo ideal de la NBA, elegido entre los 50 mejores de la historia en 1996, miembro del Salón de la Fama desde 2002, e incluso tiene una estrella en el paseo de la fama en Hollywood. 19.2 puntos, 11.2 asistencias y 7.2 rebotes son los números fríos de toda su estadía en la liga.

A excepción de un breve regreso en 1996 en el que jugó 32 partidos a un nivel no acorde a lo que jugó en toda su carrera, Magic Johnson dedicó su vida a los negocios y el comentario televisivo, pero fundamentalmente a concientizar al mundo sobre el VIH. Su enfermedad sirvió para sacar un estigma sobre la enfermedad. Contra todo lo que se informaba 22 años atrás, Magic hoy sigue desparramando sonrisas y alegría por donde va. Sus asistencias sacadas de la galera, su as bajo la manga en los momentos importantes son una marca a nivel mundial. Nadie volvió a jugar al básquet como lo hacía el mítico 32 de los Lakers, el único dorsal que vistió en su carrera. Su rivalidad con Larry Bird expandió la NBA hasta límites insospechados, pero eso será un capítulo aparte dentro de la historia que explica y cuenta Rock and Ball sobre lo mejor de la mejor liga de básquet del planeta.

Quizás parezca un cliché de tantas veces que se usa. Pero nunca mejor dicho: Gracias por la magia, Earvin.



Fuente: http://www.rockandball.com.ar/glosario-nba-earvin-magic-johnson/
Volver arriba Ir abajo
http://el-gasolero.foroargentina.net
 

GLOSARIO NBA: EARVIN “MAGIC” JOHNSON

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Alexz Johnson
» Glosario de términos Genéticos
» Johnson 70 hp sea horse 3 cilindros
» El nuevo Call of Duty podría estar ambientado en un futuro cercano
» Glosario de Terminos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro El Gasolero :: Polideportivo :: Basket-